domingo, 15 de junio de 2008

Jugador Difícil: Bernardo Leyenda.


Llegó a ser revelación en varios clubes argentinos, peor nunca llegó a su mejor punto. Bernardo Leyenda siempre fue el segundo arquero en los clubes más importantes que jugó. Comenzó en Vélez en 1999. A pesar de jugar varios partidos, siempre fue la segunda opción y decidió abandonar Liniers para probar suerte en el Leganés español, pero la fortuna no se dio y solo duro un año. Luego pasó a Banfield, cuando Falcioni era el DT del “Taladro”. Su nivel subió lo suficiente para que en 2005 Independiente lo comprara. Pero su nivel fue bajísimo, fue insultado por la hinchada del “Diablo”. Tras su bochornosa actuación en el Clausura 2005, Oscar Ustari ocupo el puesto en el arco y Leyenda se vio obligado a abandonar el club. Sorpresivamente, Daniel Passarella lo llevó a River para ser el tercer arquero del plantel, detrás de Juan Pablo Carrizo y Juan Ojeda. Apenas ingresó en el banco un partido. Tras estar 5 meses libre, pasó s Racing, sin importarle su pasado en Independiente, rival de toda la vida de la “Academia”. Fue cuarto arquero en 2007, detrás de Campagnuolo, Hilario Navarro y Martínez Gullota. Tras la lesión de Campagnuolo ocupo el tercer lugar, y cuando Hilario Navarro fue fracturado, disputo el puesto con Martínez Gullota, aunque no alcanzó para ser titular. Actualmente ocupa el banco de suplentes de Racing. Bernardo Leyenda, un no tan buen (por no decir malo) arquero, nunca rindió lo esperado, pero llegó a estar en Independiente, River y Racing, y hasta un paso por la Liga de España. Curioso, pero cierto.

No hay comentarios: